Crea tu ritual de escritura y empieza a escribir un libro

Publicado por Ana Azuela el 11-oct-2017 8:02:00

 

Muchos los han clasificado como excéntricos o caóticos, pero la verdad es que los grandes autores tienen la disciplina de los atletas de alto rendimiento y la perseverancia de los emprendedores más innovadores. Ser un escritor no es sólo tener una historia que contar, también es encontrar el tiempo y el espacio, a pesar de las cientos de ocupaciones a las que todos nos enfrentamos día a día.


Frankz Kafka, Haruki Murakami, León Tolstói y todos los autores en los que puedas pensar desarrollaron una manera particular de separar sus tiempos de escritura de todo lo demás. Algunos preferían escribir lejos de su casa casi de madrugada, otros desde su habitación favorita y en completo silencio, otros más necesitan ejercitarse para encontrar ideas, etc. Cada autor conoce su proceso creativo, por lo que los rituales son tan diferentes como sus estilos. Aquí te diremos qué hacían algunos reconocidos escritores antes de sentarse frente a la hoja en blanco y por qué es importante que tú también definas tu ritual de escritura.

 

1. Crea tiempos de escritura

Lo primero que necesitas para escribir un libro es tiempo. Sabemos que parece imposible vencer esa lista interminable de pendientes y que frente a las cuentas por pagar, proyectos por realizar, visitas que atender, etc., publicar tu libro parece un sueño inalcanzable. ¡Alto ahí!


El “no tener tiempo” suele ser la primera excusa para abandonar tu propósito de ser escritor. Muchos han tenido el mismo problema que tú. Por ejemplo, Franz Kafka, autor de La Metamorfosis, empezaba a escribir hasta las 11:30 de la noche, pues era el único momento donde podía estar tranquilo y concentrado en sus historias, luego de su trabajo de oficina y cenas familiares. También Alice Munro tenía este problema, pues cuidar de sus hijas consumía la mayor parte de su día. Aún así, pudo escribir los cuentos y novelas que le hicieron merecer el premio Nobel de Literatura en 2013.

 

2. Desconéctate de todo(s)

León Tolstói evitaba a toda costa ser interrumpido mientras escribía sus célebres obras como Anna Karenina y La Guerra y la Paz, por lo cual, antes de empezar, se aseguraba que todas las habitaciones contiguas a su estudio estuvieran con llave. George Bernard Shaw construyó un cobertizo montado en un mecanismo giratorio que le permitía seguir al sol y aprovechar las horas de luz para escribir. Además, esto le permitía concentrarse y alejarse de todo y todos.

Si bien esto puede sonar un poco extremo, parte de tu ritual podría ser dejar lejos tu teléfono, cerrar las redes sociales un rato y disfrutar de los momentos de soledad para concentrarte únicamente en escribir un libro.

 

Truman Capote escribía sus obras desde la cama

3. Encuentra tu lugar mágico 

Truman Capote, el escritor de Desayuno en Tiffany’s, tenía algunas supersticiones en cuanto a dónde y cómo escribir un libro. Él decía que sólo podía crear sus obras acostado en la cama, equilibrando la máquina de escribir en las rodillas, además de que no se permitía iniciar ni terminar nada en viernes.


El espacio en donde te encuentres debe ser lo suficientemente cómodo para dejar fluir tu creatividad y crear los desenlaces y personajes que le roben el aliento al lector. Sin importar donde sea, el estudio, la mesa de la cocina o una habitación especial de tu casa, procura siempre tener todo lo que necesitas cerca de ti para escribir y evita moverte de un lugar a otro, pues eso sólo hará que te distraigas.

 

4. Retoma lo que dejaste ayer

Comenzar una nueva jornada y volver al ritmo de trabajo que con mucho esfuerzo lograste ayer, no es tarea fácil. Para asegurarse de conseguirlo, Simone de Beauvoir pasaba de 15 a 30 minutos releyendo lo que había escrito el día anterior. De esta forma, la filósofa y escritora podría encontrar el ritmo de la escritura con mayor facilidad y seguir trabajando como si no hubiera dejado de hacerlo.


Este pequeño truco podría serte muy útil en los días en los que parece que continuar con tu historia y escribir tu libro, es algo imposible.

 

Murakami es uno de los autores que han adoptado el ejercicio como parte de su proceso creativo.

5. Levántate y escribe

Cuando Haruki Murakami se convirtió en novelista, (antes de eso manejaba un club nocturno en Tokio) sus hábitos cambiaron drásticamente, empezó a ganar peso y fumaba 60 cigarrillos al día. Pronto, se dio cuenta de que esto no le ayudaría a tener una carrera productiva ni una buena salud. Así que decidió empezar a correr largas distancias. Hoy, cuando Murakami prepara un nuevo título, se levanta a las 4:00 am, trabaja durante cinco o seis horas y sale a correr 10 km. Para él, esta rutina diaria implica trabajo duro, perseverancia y dedicación, igual que escribir un libro.

 

7. Resiste la tentación de parar un día, valdrá la pena

Si de verdad estás comprometido con tu obra, tendrás que escribir todos los días, y eso incluye días festivos, cumpleaños y fines de semana. Ser constante te ayudará a crear un hábito y vencer los pecados del escritor como la procrastinación. Para John Updike, hacer esto es lo único que "te protege de darte por vencido”, pues hace que te sientas motivado a seguir, lo que al final resultará en un libro terminado, corregido y listo para estar al alcance de los lectores.



Estos son sólo algunos ejemplos de rituales que le han funcionado a otros creadores, recuerda que tú decidirás dónde y cómo escribir un libro que enamore a tu audiencia meta. Tu proceso creativo será diferente a todos los demás, así que si vas iniciando, no temas experimentar y darte algunas licencias saludables, ya sea una buena taza de café o un paseo por el parque. Si hay algo que haga fluir tu creatividad, aunque suene un poco extraño como pintarte la cara de color verde, hazlo, al fin que si a T.S. Elliot le funcionó, ¿por qué a ti no?


Disfruta de la escritura y prepárate para lo que sigue con esta guía que te ayudará a ver tu libro en las principales tiendas online.

Autopublicación

Topics: Consejos para escritores

Blog Ink it

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber para escribir, publicar o difundir tus libros.

Recuerda que también puedes:

  • Descargar nuestras guías gratuitas.
  • Mantenerte informado sobre datos, tendencias y eventos relacionados al mundo editorial.
  • Recibir nuestro newsletter mensual.

Suscríbete